WeCreativez WhatsApp Support
Dejanos tus saludos y mensajes

La OEA se prepara para reconocer a Juan Guaidó

La OEA se prepara para reconocer a Juan Guaidó

May ofrece su renuncia a cambio de que se apruebe acuerdo de ‘brexit’
Grupo de Contacto sobre Venezuela se reúne en Quito para evaluar avances

La semana entrante, si todo sale como está previsto, la Organización de Estados Americanos (OEA) reconocerá oficialmente a Juan Guaidó como el presidente encargado de Venezuela.

Fuentes diplomáticas y en el Departamento de Estado le confirmaron a EL TIEMPO que ya están alineados el mínimo de 18 países que se requieren para alcanzar una mayoría simple en esta organización y respaldarían una resolución en la que finalmente se otorgará este reconocimiento al gobierno interino.

La votación tendría lugar en Washington, donde sesiona el Consejo Permanente del ente hemisférico.

Se trata de un paso trascendental pues le cerraría aún más los espacios diplomáticos al régimen de Nicolás Maduro, que hasta ahora había logrado bloquear esta movida gracias, en gran parte, al apoyo de los países caribeños.

La decisión podría tomarse este mismo lunes, cuando Estados Unidos asuma la presidencia temporal del Consejo Permanente.

Jamaica, Bahamas, República Dominicana, Haití, Santa Lucía y Guyana serían los países del Caribe que estarían listos para avalar a Guaidó y se sumarían en la votación a las naciones del Grupo de Lima (del cual hace parte Colombia), más Washington y Canadá.

El apoyo caribeño se terminó de concretar el viernes pasado durante una reunión con el presidente Donald Trump en su club de Mar a Lago, en la Florida.

Trump, al parecer, les ofreció respaldo económico a cambio de su voto. Algo clave pues muchos de ellos dependieron durante años del petróleo subsidiado que les daba Venezuela y de otras ayudas.

Según las fuentes, una vez se adopte la resolución, el secretario general, Luis Almagro, le recibirá las credenciales a Gustavo Tarre, el embajador nombrado por Guaidó como su representante ante la OEA.

Eso quiere decir que el asiento que hoy ocupan en el Consejo Permanente los representantes de Maduro se le cederá a enviado de Guaidó también la semana entrante.

No es claro qué medidas se tomarán para impedir el ingreso de los funcionarios de Maduro.

Uno de ellos le dijo a este diario que seguirán asistiendo a las sesiones y tendrán que sacarlo “por la fuerza” si es que le dan su asiento a Tarre.

“Esto que están haciendo es un golpe de Estado. Nos tendrá que sacar el equipo de seguridad porque no nos pensamos mover de esa silla”, le dijo a EL TIEMPO el funcionario.

En la OEA existe consenso en que esta decisión debe ser ratificada en una Asamblea de Cancilleres, la instancia superior al Consejo Permanente, y a donde asisten los cancilleres de los 34 países miembros. Lo que no se sabe aún es si para ratificarlo será necesaria la mayoría simple o si se requiere una mayoría calificada de dos tercios (24 votos).

Bajo una de las tesis, solo serían necesarios 18 votos para ratificar la resolución adoptada por el Consejo.

Pero, según otra, para que tenga efectos jurídicos serían necesarios 24 votos.
En todo caso, la idea es llevar el tema a la Asamblea General de la OEA que se celebra en Colombia en junio.

Así mismo, una vez sea reconocido Guaidó y Tarre tome el asiento en el Consejo, el nuevo gobierno retiraría la denuncia a la Convención Americana que elevó Maduro para sacar a Venezuela del paraguas de la OEA y cuyo efecto –de no frenarse– excluiría al país del sistema interamericano desde finales de abril.

Por otra parte, el Consejo Permanente aprobó este miércoles otra resolución en la que se eleva la presión a Maduro para que deje entrar la ayuda humanitaria.

La resolución, presentada por Colombia, obtuvo 19 votos a favor y solo 5 en contra, un preámbulo de lo que puede suceder este lunes.

En ella se acoge un concepto según el cual el ingreso de ayuda humanitaria para la población no viola los principios de no intervención en los asuntos de otros Estados.
En la sesión, algunos países aprovecharon la ocasión para denunciar la presencia de aviones y militares rusos en Venezuela.

Alexander Kormachev, representante alterno de Moscú ante la OEA, negó la acusación y dijo que la presencia de militares es parte de un programa de cooperación que se acordó desde el 2001 y que, por lo tanto, no necesita aval de la Asamblea Nacional.
Los movimientos en la OEA coincidieron con la visita a la ciudad de la esposa de Guaidó, Fabiana Rosales, y familiares de Roberto Marrero, jefe de gabinete del presidente encargado, detenido la semana pasada.

Rosales se reunió con el presidente Donald Trump y miembros del Congreso para denunciar la persecución y los atropellos de los que han sido víctimas y pedir ayuda en la resolución de la crisis.

Trump, como ha hecho en el pasado, le expresó su fuerte compromiso y reiteró que todas las opciones seguían sobre la mesa.